Saliendo del horno

Recetas ricas para aficionados al horno.


Deja un comentario

Mudanza!

Amigas y amigos, seguidores de este humilde blog:

ME CAMBIO DE CASA!

Así es, acabo de inaugurar el blog Comer Como Rey con nuevas recetas y nuevo diseño!

Les agradezco mucho todo el apoyo, las visitas, los comentarios y las buenas vibras que recibí gracias a este espacio virtual.

Este blog seguirá abierto con todas las recetas disponibles.

Por favor, pásense por comercomorey.com, márquenlo en sus favoritos, coméntenlo a sus amigos y conocidos e intenten las nuevas recetas que compartiré ahí!

De nuevo y mil veces gracias, y hasta siempre!


Deja un comentario

La mejor pasta en 15 minutos -Y con salami!

¿Qué sería de nosotros sin Nigella Lawson?

Pues nada. Nada de nada.

Inspirado en la Small Pasta with Salami de la gran y única Nigella, he creado este plato. ¿Acaso hay algo mejor que el salami?

Pero la inspiración, además, viene de la ajetreada vida estudiantil-universitaria. Esto es para tí, que llegas a casa en la tarde, cansad@, abrumad@, con unas monstruosas ganas de comer, pero con unas monstruosísimas ganas de quedarte en el sillón. Esto es perfecto para tí.

Una consideración: esto utiliza algunos ingredientes que NO SIEMPRE tenemos en la casa. ¿Mi solución? Siempre tenerlos todos en mi refrigerador.

Les digo sinceramente que esto está listo en 15 minutos de principio a fin. Sí, pasta, salsa, todo. Es más, te garantizo que en 15 minutos vas a estar de vuelta en ese sillón, pero con un glorioso plato de comida entre tus manos (y si tienes suerte, con Los Simpson en la tele).

A cocinar!

Pasta reconfortante express

Ingredientes: para una agotada y hambrienta persona

– poco menos de 1 taza de dittalini, unos 80 gramos (puedes encontrarlos como dedalitos en la sección de pastas pequeñas del supermercado, junto con la pasta para sopas, etc.)

– Una cucharada de extracto/pasta de tomate + 1/2 taza de agua, o media taza de salsa de tomate regular.

– 6 rodajas de salami (ahumado, italiano o el que quieras)

– Un puñado de aceitunas

–  Sal y mucha pimienta

– Pimentón picante o algún ají/chile en polvo.

– Hierbas aromáticas a elección (orégano, tomillo, perejil)

Preparación:

1) Hierve unas 6 tazas de agua en el hervidor eléctrico o tetera (lo que sea más rápido). Pon el agua hirviendo en una olla, agrega sal, y cuando el hervor explote de nuevo, agrega la pasta, revolviendo un poco. Si no encuentras dedalitos, puedes usar cualquier tipo de pasta pequeña, porque es fundamental que se cocine rápido, en no más de 10 minutos.

2) Mientras la pasta se cocina, calienta una sartén con un chorrito de aceite de oliva y agrega el salami picado aleatoriamente (incluso puedes cortarlo con tijeras). Pica las aceitunas sin mucho cuidado y agrégalas. Añade unas dos cucharadas del agua de cocción de la pasta junto con la salsa de tomate (o el extracto y el agua). Agrega bastante pimienta, especias y hierbas a elección.

3) Cuando la pasta esté cocida y al dente, quítala del fuego y bota el agua (yo ni siquiera uso un colador, sólo tapo la olla dejando un pequeño espacio por el que el agua pueda salir). Añade la pasta a la sartén y revuelve todo para que se mezcle. Déjalo reposar unos segundos, mientras buscas un plato, un tenedor y prendes la tele para un momento de pereza máxima. Sírvelo en un bowl pequeño o un plato hondo y espolvorea con queso rallado, albahaca, o simplemente COME.

4) Disfruta!