Saliendo del horno

Recetas ricas para aficionados al horno.

Curry hecho en casa – todo

Deja un comentario

Hoy viví una experiencia extremadamente capitalista. Una que tiene que ver con ese espíritu de comprador compulsivo que todos (y todas) tienen.

Me disponía a comprar una pequeña bolsita de coco rallado para hacer leche de coco casera (una de las recetas que les traigo hoy, wohoo!). Camino a la tienda, me crucé con un local de ingredientes orientales, y pensé “bueh, la leche de coco es para un curry, así que mejor compro la pasta de curry aquí mismo”.

Pero bastó eso, ese mínimo pensamiento para que en menos de un segundo mi desquiciado cerebro procesara: “Y si hago MI PROPIA PASTA DE CURRY?”. Busqué en Google los ingredientes necesarios, y partí a su búsqueda. Encontré cebolla, ajíes (o chiles, o picantes), ajo y demases. Pero me faltaban las semillas de cilantro.

Una señora me dijo “en ese negocio de ahí pueden tener”. Caminé hacia allá. Se veía modesto, pequeño. PERO ADENTRO. OH, ADENTRO ERA UN PA-RA-Í-SO DE ESPECIAS, INGREDIENTES, FRUTOS SECOS, HIERBAS, SABORES Y AROMAS.

Total, que terminé comprando cosas que no necesitaba (como azúcar morena, una botella de aceite, etc.), y frascos para cada ingrediente innecesario. Es lo que resulta de un viaje de compras no planificado.

¿Arrepentido? Nada de nada.

Pero bueno, vamos por las recetas. Como les decía, se me ocurrió que hacer curry era lo mejor que me podía pasar. Entre artículos, entrevistas, ensayos y trabajos para la universidad me hice el tiempo, y les traigo este doble post. Primero? Leche de coco y pasta de curry. CASEROS! Y con ingredientes que probablemente ya tienen en la despensa. Vamos, que no podría ser más fácil.

Leche de coco casera

1-DSCN2946

Ingredientes:

– 1/2 frasco de coco rallado natural

– 1 frasco de agua recién hervida

Preparación:

1) Toma el frasco que elijas para almacenar la leche de coco y vierte coco rallado hasta la mitad (obviamente puedes aumentar o disminuir la cantidad a tu gusto, pero medio frasco es ideal para mí). Agrega el coco al frasco de la licuadora.

2) Llena el frasco de agua recién hervida (cuidado con quemarte!) y viértelo a la licuadora.

3) Licúa todo por unos 20 a 30 segundos, o “pulsa” varias veces (unas 20).

4) Pasa la mezcla por un colador fino. Aplasta bien el coco para que salga todo el sabor y los aceites.

1-DSCN2961

5) Reutiliza el coco una o dos veces hasta llenar tu frasco. Almacena en el refrigerador por hasta 10 días (o congela!).

1-DSCN2978

La hermosa leche de coco en su inmaculado color blanco, acompañado de verduras. Es que viene el curry!

Si planeas tomarla fría más tarde, añade un poco de esencia de vainilla o azúcar (o ambas!). También puedes usarla para guisos, sopas, postres y tragos.

Te quedará el coco rallado sobrante. NO LO BOTES! Aún tiene sabor y todo, y puedes usarlo para hacer macarons, decorar pasteles, hacer galletas, comer con yoghurt, comer con helado, EL CIELO ES EL LÍMITE.

ACTUALIZADO: Tostar el coco es ABSOLUTAMENTE la mejor idea que pueden tener para este coco sobrante.

– Calienta una sartén totalmente seca (sí, sin aceite, mantequilla ni agua) a fuego medio alto, hasta que queme al tacto.

– Con una toalla de papel, seca el coco rallado (con “seca” me refiero a que “toques” el coco con la toalla hasta sacar un poco de la humedad)

– Añade el coco a la sartén y muévelo constantemente. En un momento, sentirás un exquisito olor dulce proveniente de los aceites esenciales de la fruta. Sigue moviéndolo, siempre a fuego medio-alto o alto,  hasta que veas que comienza a dorarse. Continúa hasta que tenga el dorado que prefieras.

Queda exquisito sobre helado de vainilla o en unos muffins. Si quieres aventurarte un poco más, puedes usarlo para espolvorear sobre ensaladas.

1-DSCN2971Pero esta leche tiene un destino fijo: mi curry. Vamos con la receta de la pasta de curry verde.

En India las familias hacen su propio curry, y las recetas son infinitas. En este caso, está hecho a mi gusto, es mi receta. Lo mejor es que puedes editar los ingredientes y aliños para hacerla a tu absoluto gusto.

Pasta verde de curry

1-DSCN3010Para una taza (aproximadamente 250 ml)

Ingredientes:

– 1 puñado de cilantro

– 2 cucharadas de semillas de cilantro

– 2 cucharadas y media de cúrcuma

– 1 cucharadita de canela en polvo

– 2 cucharadas de mostaza entera

– 3 dientes de ajo enteros

– 1 cebolla pequeña (o media cebolla grande) picada

– 1 chile, ají verde o el picante que prefieras.

– 1/2 cucharada de pimienta

– 1/2 cucharadita de sal

– 5 cucharadas de vinagre de arroz, o vinagre blanco.

Preparación:

1) Pon todos los ingredientes en el envase del procesador o la licuadora.

2) Mezcla a velocidad alta, removiendo la mezcla para que todo quede molido.

3) Vierte a un frasco de vidrio limpio, y echa un poco de aceite por encima (esto aumenta su tiempo de vida).

Utilízalo para saborizar todo tipo de comidas, especialmente arroz, carnes y guisos.

1-DSCN3005-001

Ahora, el curry. La verdad es que, a pesar de que hacer curry tiene fama de ser un lío, es una preparación muy muy fácil. Apenas requiere preparación. Pueden editarla a su gusto, sólo fíjense de no usar ingredientes (como papas) que demoren siglos en cocinarse.

Curry básico de pollo

– Para 3 personas, aproximadamente.

Ingredientes:

– 1 taza de arroz

– 6 filetitos o muslos de pollo.

– Cúrcuma (opcional)

– Pasta de curry

– 1 taza y media de Leche de coco

– Salsa de soya y salsa de pescado (opcional)

– 2 cebollines o cebollas de verdeo

– porotos verdes o chauchas

– 3 dientes de ajo

– 1 brócoli pequeño

– 1 berenjena o zapallo italiano (zucchini) -> Opcional

Preparación:

– Fríe el arroz en un poco de aceite. Aliña y agrega una cucharada de cúrcuma o curry, un poco de salsa de soya y un diente de ajo aplastado. Cocina en unas dos tazas de agua hirviendo.

– Calienta un wok o una olla grande (o una sartén grande) con un chorrito de aceite.

– Añade 3 cucharadas de la pasta de curry. Caliéntala hasta que comience a soltar un aroma fuerte.

– Agrega el brócoli cortado en “arbolitos”, el cebollín cortado en rodajas diagonales, los porotos verdes o chauchas sin las puntas, los dientes de ajo aplastados y la berenjena en tiritas. Agrega unos chorritos de salsa de pescado o salsa de soya.

– Saltea todos los ingredientes por un minuto. Agrega el pollo.

– Incorpora todos los sabores mezclando muy bien. Puedes añadir un poco más de curry si hace falta.

– Agrega la leche de coco y mezcla. Cuando suelte un hervor suave, ponle una tapa y deja cocinar por unos 15 minutos. Prueba para rectificar. Si falta sal agrega más salsa de soya o de pescado. Si está muy salado, agrega más leche de coco, leche normal de vaca o agua.

– COME!

Saludos y gracias por la visita 😀

Anuncios

Autor: Pancho Solís

foodie, music lover, afternoon tea advocate

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s