Saliendo del horno

Recetas ricas para aficionados al horno.

Hokey Pokey – Magia en la cocina!

Deja un comentario

No es sólo de brujas y duendes. La magia SÍ existe. Y lo mejor es que ocurre ahí donde todas las cosas buenas ocurren: EN LA COCINA.

Y lo segundo mejor es que la magia sólo requiere tres ingredientes, un par de minutos y es dulce dulce dulce!

Y además -como no- la receta viene de la única y perfecta Nigella Lawson.

1-DSCN2502Se llama Hokey Pokey (o honeycomb) y es un dulce liviano, crocante y con un sabor intenso a caramelo. Como pueden ver, es muy irregular en su forma, debido a la confección. Ya vamos a ver.

No tengo fotos de todo el proceso (como siempre…) porque es muy rápido y me daba miedo arruinarlo todo (oh, la torpeza). Sin embargo, es sumamente fácil, y no se usan muchos recursos, así que no es nada tan terrible.

Vamos con la receta!

Hokey Pokey
Adaptado de la receta de Nigella Lawson.-

100 gr. (unas 5 cucharadas colmadas) de azúcar común

3 a 4 cucharadas de golden syrup, jarabe de maíz, glucosa o miel

1 cucharadita de bicarbonato

Preparación:

1.- En una ollita pequeña (cazo) pon el azúcar y el golden syrup o lo que sea que hayas usado. Mezcla suavemente hasta que esté todo medianamente incorporado. No te preocupes de más.

2.- Enciende un fuego medio a medio alto y espera hasta que todo esté derretido, burbujeante y de un color ámbar o dorado intenso. Si quieres mezclar un poco más en medio de la cocción, mueve el cazo suavemente, pero no metas una cuchara ni nada parecido.

3.- Asegúrate de que el bicarbonato no tenga grumos. Apaga el fuego e inmediatamente añade el bicarbonato, todo de un golpe. Mezcla rápida y vigorosamente con un batidor pequeño o un tenedor.

¡MAGIA

Todo se convertirá en una nube dorada muy liviana y esponjosa. No mezcles de más, pues el secreto del asunto es que todo el aire se conserve.

Vierte la mezcla en una lámina de silicona, un trozo de papel de cocina, papel aluminio o papel film.

4.- Quedará una gran masa, ligeramente redonda, deforme e irregular, pero por favor no intentes emparejarla, pues esto sólo hará que la mezcla colapse, se arruine y se pegue en todos lados. Déjala enfriar unos 15 minutos o hasta que esté absolutamente rígida (el refrigerador puede ayudar).

1-DSCN2493Una vez que esté fría, asegúrate que esté despegada de la superficie y pégale (afuera tensiones!) con un uslero, un cuchillo duro, o lo que tengas a mano. La idea es que se quiebre en miles de pedacitos, algunos más grandes que otros. Una vez hecho esto, almacénalos en un envase hermético. La humedad del ambiente los pone latigudos y chiclosos, que es completamente lo opuesto a lo que estamos buscando.

1-DSCN2522Como si el azúcar fuera poco, yo decidí bañar algunos en chocolate (como las Violet Crumbles australianos o los Crunchies de Cadbury). Son ideales para acompañar el café, quebrarlos en “migas” sobre el helado o el yogur, comérselos en un arrebato de glotonería frente a la tele, o usarlos para decorar cupcakes, pasteles, untar sobre mantequilla de maní. Ah, cuanta versatilidad.

Muchas gracias por la visita!

 

 

 

Anuncios

Autor: Pancho Solís

foodie, music lover, afternoon tea advocate

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s