Saliendo del horno

Recetas ricas para aficionados al horno.

Tarde de té, scones y cupcakes.

Deja un comentario

Si hay algo que me gusta más que todo (sí, más que la tele, dormir, la música, tardes de youtube, un libro antes de dormir, la pizza, las vacaciones, el hummus, el queso y Nigella Lawson) es tomar té acompañado de algo dulce.

¿Y a quién no?

Por eso hoy, junto con estrenar diseño nuevo para el blog (yuhu!) les traigo dos ideas para tener el mejor té, una variación deliciosa para unos cupcakes de chocolate y el más mejor (!) acompañamiento para unos scones.

1.- Cupcakes de chocolate con cobertura de marshmallow

A todos nos gustan los malvaviscos. Blanditos, blanquitos, dulces y livianos. Y, Dios mío, no hay nada que los acompañe mejor que el chocolate. De ahí surge la idea para estos cupcakes que están de-muerte.

Para los bizcochos, sólo añade media taza de cacao amargo a la receta básica de cupcakes y cocina como es habitual. Tienen un sabor intenso a chocolate, pero si quieres más, puedes añadir unos chips.

Ahora, imagínate una cobertura que es tan rica como cremosa y liviana.

1-DSCN2143¿No se ve irresistible? Pues lo es. Vaya que lo es.

Cobertura de marshmallows.-

Aclaración: sólo se llama así por su sabor y textura, no hay nada de malvaviscos involucrados. La receta es una adaptación de la (aparentemente clásica) 7-minute-frosting.

– 2 claras de huevo

– 1 taza de azúcar pulverizado

– 2 cucharadas de glucosa o jarabe de maíz

– 2 cucharadas de agua

1) Mezcla el agua y el azúcar en un bowl a baño maría suave (que el agua se mantenga burbujeando suavemente) hasta que esté completamente disuelto. Puedes añadir esencia de vainilla o algo así, pero yo no usé nada y estaba riquísimo.

2) Añade la glucosa o jarabe de maíz (si usas jarabe de maíz de alta fructosa, como el de los panqueques, usa sólo 1/2 taza de azúcar pulverizado y una cucharada de agua en el paso anterior)

3) Una vez que esté todo incorporado muy bien, añade las claras y comienza a batir de inmediato a velocidad media por unos segundos, y luego alta hasta lograr una consistencia que se sostenga por sí misma, como un merengue muy denso.

Es mejor que lo uses en los próximos minutos, pues se pone más denso mientras pasa el tiempo. Decora con migas de galleta y chocolate rallado, o como quieras.

1-DSCN2140

Ahora, que son estos cupcakes sin un delicioso té que los acompañe? Aquí hay algunas ideas!

1) A un frasco de vidrio, loza o el que tengas, añade té negro en hojas con pedazos de cáscara de naranja, limón y algunos clavos de olor.

2) En otro frasco, añade té negro con cáscara de manzana y pedazos de canela.

3) Siguiendo el mismo procedimiento, realiza una mezcla de té verde con hojas de menta.

Acompáñalos en la mesa con un jarrito de crema, un frasco de azúcar y uno de miel, y tienes una mesa para té con tres variedades para el comensal más exigente: sabores fuertes, cálidos y refrescantes.

Y para finalizar, una idea para rellenar los scones (cuya receta encuentras aquí)

Utiliza lo que te sobre de la cobertura de marshmallows y acompáñalo con una crema de frambuesas, así usas las yemas (vaya reciclaje de recetas!).

1-DSCN2150Espolvorea con azúcar pulverizado y tienes una mesa de té para regodearte sólo o con amigos.

Gracias por la visita, atrévete en la cocina y disfruta las calorías!

 

 

Anuncios

Autor: Pancho Solís

foodie, music lover, afternoon tea advocate

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s