Saliendo del horno

Recetas ricas para aficionados al horno.

Yo no puedo esperar hasta diciembre: Galletas de navidad!

1 comentario

Somos una especie dominante.

Cada día tenemos nuevos adeptos.

Es verdad, somos culpables de muchos de los males del mundo, pero ¿qué mas da?.

Somos los glotones. Somos de aquellos que pueden comer de todo y sin parar y estamos orgullosos de eso.

Y no crean que porque digo “esos”, “glotones” o “aquellos” me refiero sólo a los hombres. Tú, mujer que lees esto, sabes que eres una de las nuestras también.

En esa línea (la del orgullo glotón/a) les traigo hoy una de mis recetas más recientes. Sí, porque una de nuestras leyes es no respetar horarios ni fechas. ¿Por qué esperar hasta diciembre para deleitarse con golosinas navideñas? LO SIENTO, pero es demasiado para mí (y si están leyendo esto, demasiado para ustedes también).

 

Así es. Se trata de mis galletas especiadas de navidad. Riquísimas, con el sabor que sólo diciembre puede traer a nuestros hogares. No requiere ingredientes rebuscados o imposibles, y -lo más importante- no tardan más de veinte minutos en el horno.

Antes de ir manos a la obra, quiero presentarles a los protagonistas de cualquier receta navideña: las especias. Lo ideal es que puedan conseguirlas todas en polvo

1.- Canela: Un clásico de todos los tiempos. Su sabor un poco terroso, dulce y profundamente aromático le da a cualquier plato un toque único. Además de tener un color muy ad hoc con la festividad en cuestión, posee el sabor navideño -para muchos- por excelencia.

2.- Clavos de olor: Otro favorito mundial. Muy intenso, muy aromático y muy incomible si es usado indiscriminadamente. Así es, no abusen y úsenlo bajo su propio riesgo. Indispensable.

3.- Nuez Moscada: Un sabor característico de oriente. Su aroma es igual de intenso que su sabor. Un poco picante pero muy agradable. También se usa en la salsa bechamel y en varios platos de pollos y carnes.

4.- Jengibre: Probablemente el protagonista de la jornada. La idea de los hombrecillos de jengibre es -probablemente- una de las postales navideñas más tradicionales. Es picante y un poco cítrico en el fondo.

Bueno, ya que estamos un poco más inspirados y con todos esos aromas y sabores en mente. A la cocina!

Pero antes… (si, si, yo también quiero llegar luego a la receta)

Para esta preparación usaremos una especie de melaza. En el caso de Chile se llama Chancaca. En otros lugares se conoce como panela, raspadura, panocha o papelón. Ahora, si pueden encontrar melaza líquida, es más fácil, úsenla.

Vamos a tomar aproximadamente 75 gr del producto y vamos a ponerla en una olla pequeña con 3/4 de taza de agua fría y ralladura de naranja. A fuego bajo la disolvemos hasta que nos quede una especie de jarabe espeso y oscuro. Una vez que esté listo, añade dos cucharaditas de miel y déjalo en un lugar donde pueda enfriarse.

Si prefieren ahorrarse este trabajo pueden usar media taza de miel, jarabe de maple o jarabe de maíz. Pero les recomiendo ocupar unos minutos para esto, vale la pena.

Ahora sí. No hay más preludio.

A COCINAR!

Galletas especiadas de navidad.-

Ingredientes:

2 y 3/4 tazas de harina común
3/4 de taza de azúcar
1 cucharadita de polvos de hornear

1 y 1/2 cucharaditas de jengibre en polvo

1 cucharadita de canela en polvo
1/2 cucharadita de nuez moscada rallada
1/3 cucharadita de clavos de olor en polvo
1 pizca de pimienta
1 pizca de café
ralladura de naranja

1 huevo
115 gramos de mantequilla
3/4 de taza de chancaca concentrada
2 cucharaditas de miel

 

Preparación.-

1.- Encendemos la radio o cualquier aparato que tengamos cerca y ponemos algún CD de villancicos. Es que así quedan más buenas!

2.- Batimos la mantequilla (yo lo hice a mano, pero con batidora mucho mejor!) hasta que logremos un punto cremoso y liviano. Añadimos el azúcar y batimos un poco más.

3.- En otro recipiente, mezclamos la harina, los polvos de hornear y las especias. Incorporar todos los ingredientes secos es muy importante!

4.- Una vez que la mantequilla y el azúcar se han mezclado, añade el huevo y sigue mezclando hasta que no queden grumos.

5.- A la mezcla de la mantequilla, añade la melaza /chancaca/panela o lo que hayas usado. Asegúrate de que esté a temperatura ambiente. Si está caliente, derretirá la mantequilla (desastre!). Y si está muy fría, volverá la mantequilla a su punto inicial de dureza (desastre nuevamente!).

Súper tip: siempre ten cuidado con las temperaturas a la hora de trabajar con mantequilla. En muchos casos, como en este, es ésta la que le da el cuerpo y la suavidad a la masa, y cualquier cambio brusco de temperatura puede convertirlo todo en una sopa!

6.- Una vez que los ingredientes líquidos están mezclados, añade la harina de a poco. Con una cuchara o una taza pequeña, agrega y mezcla para que todo quede como una masa. Al principio seguirá igual de húmeda, pero cuando termines de agregar la harina todo cambiará.

 

7.- La peor parte: deja reposar la masa en el refri o en un lugar fresco por al menos 45 minutos. Los entiendo, yo también soy impaciente y también pensaba que estas horrorosas esperas eran inútiles, pero en realidad sirven para que la masa se asiente y tome consistencia y textura.

45 minutos después…

8.- La mejor parte: es hora de la diversión! Divide la masa en unos 4 o 5 bollos y estírala en una mesa enharinada. Utiliza cortantes con motivos navideños, tazas, o hasta tu propia mano para hacer las galletas. Procura que su grosor no exceda el medio centímetro. Puedes usar mostacillas y todo tipo de decoraciones. Precalienta el horno a unos 170°C (dos llamitas)

9.- Luego de colocar las galletas en tu lata de horno (probablemente tendrás que hacer dos tandas) espera a que estén listas! La cocción total es de unos 20-25 minutos, pero esto depende mucho de tu horno, de la masa y del clima, así que anda revisándolas desde los 15 minutos aproximadamente.

Sabrás que están listas cuando tomen un color dorado en los bordes y ya no brillen por la mantequilla de la masa (y tu cocina huela increíble!). Estarán un poco blandas, pero cuando se enfríen tomarán la consistencia clásica de las galletas.

Nada más que hacer! Disfrútalas mucho y regálaselas a tus amigos y familiares. Está de más decir que los ingredientes pueden ser cambiados según sus gustos y posibilidades.

Espero que las disfruten. Compartan este sitio con sus conocidos, y no olviden que los únicos ingredientes indispensables son las ganas y el cariño.

Aunque aún sea noviembre… ¡Feliz navidad (y feliz tarde de glotonería)!

Anuncios

Autor: Pancho Solís

foodie, music lover, afternoon tea advocate

Un pensamiento en “Yo no puedo esperar hasta diciembre: Galletas de navidad!

  1. Me enamoré de tu blog! Te pasaste…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s