Saliendo del horno

Recetas ricas para aficionados al horno.

Tip: Sésamo para todo!

Deja un comentario

Queridos lectores aficionados al horno:

He decidido compartir con ustedes un descubrimiento que -realmente- cambió mi forma de comer.

Se trata de las semillas de sésamo (también conocido como ajonjolí). Sí, esas mismas de los panes de hamburguesa. Son unas pequeñas semillitas de color blanco (también hay negras) y de un sabor muy característico. Las encuentran en todas partes, son muy populares en la cocina oriental.

Cuando, hace mucho tiempo, me decidí a preparar humus con tahine, compré una bolsa de semillas de sésamo, y dado que el tahine ocupa alrededor de una cucharadita, me sobró el 80% del contenido.

Fue así como empecé a meterlo en todo lo que pudiera. Y fue así como decidí a compartir esta nueva sabiduría con ustedes. Además de delicioso, el sésamo es rico en proteínas, grasas insaturadas (o grasas “buenas) que ayudan a reducir los niveles de colesterol. Es rico en hierro, calcio y zinc, además de ser un gran antioxidante y tener propiedades anti-cáncer. Eso y mucho más, así que está todo dicho.

Vamos por parte:

El sésamo puede usarse en su estado natural, o podemos tostarlo. Recuerden que tiene un sabor que a algunos puede parecer fuerte, así que siempre sean cautelosos al usarlo.

Para tostarlo: poner la cantidad que usarás de semillas de sésamo en una sartén absolutamente seca a fuego muy bajo. Déjalas aproximadamente 20 segundos y comienza a moverlas con una cuchara de madera. Déjalas quietas por lapsos de 10-15 segundos y muévelas, y sigue así hasta que comiencen a tomar un color café dorado. Cuando veas que eso comienza a pasar, apaga el fuego y sigue tostándolas con el calor que quedará como “residuo” en la sartén. Es normal que se “peguen” un poco, debido al aceite que emanan cuando reciben temperatura (este es el aceite de sésamo).

Ahora, usos:

– Añade una o dos cucharaditas de sésamo tostado a una ensalada de hojas (puede tener lechuga, rúcula, algunos brotes…) para darle muchísima onda. Además de otorgarle sabor y una apariencia de revista, el sésamo ayudará a saciar más el hambre.

– Cuando hagas hamburguesas o carne empanizada, añade sésamo sin tostar a la mezcla para rebosar. Obtendrás textura y sabor.

– Hacia el final de la cocción del arroz, añade unas cucharaditas de sésamo. Increíble.

– Todo tipo de pastas con un poco de mantequilla, aceite de oliva, orégano y semillas de sésamo crearán un plato difícil de olvidar.

– Agrega un poco de sésamo sin tostar a tu tarro de granola o avena.

Y así las posibilidades son infinitas.

No duden en incluir al sésamo dentro de su dieta y siempre tengan una bolsita por ahí. Espero que intenten estos consejos.

Y como siempre, inviten a sus amigos a visitar este blog, y si tienen dudas o sugerencias, no duden en comentar.

Adieu!

Anuncios

Autor: Pancho Solís

foodie, music lover, afternoon tea advocate

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s