Saliendo del horno

Recetas ricas para aficionados al horno.

Desayuno: Huevos y Mantequilla.

Deja un comentario

Dos simples ingredientes que pueden utilizarse para una infinidad de platos para desayunar. Si eres de los que prefieren un desayuno contundente para un día ocupado, este par de ideas te harán comenzar la jornada de la mejor manera:

  • Tostadas con mantequilla

Sí, suena común, pero no me refiero al -típico- pan tostado con mantequilla, sino a una variante igual de simple pero un poco más rica y novedosa. No te tomará más de 5 minutos. Es ideal utilizar pan de molde, pero si no tienes, cualquier tipo de pan servirá.

  • A una sartén, añade unas gotitas de aceite – esto evitará que la mantequilla se queme- y espera a que esté caliente.
  • Añade aprox. una cucharadita de mantequilla, espera a que se derrita y cubra una superficie similar a la del pan que vas a utilizar.
  • Coloca la rebanada de pan encima de la mantequilla y espera a que esté dorada.
  • Repite el procedimiento para la otra cara del pan (sólo en caso de que uses pan de molde)
  • Sírvelo inmediatamente.

Puedes variar esta simple receta añadiendo un poco de orégano a la mantequilla o utilizando aceite de oliva. Simple y rico.

  1. Tostadas Francesas
    Una típica receta para desayunar del mundo anglosajón. Sólo necesitas pan (es una excelente forma de utilizar pan añejo, pues sirve perfectamente), uno o dos huevos, aceite, mantequilla y azúcar o canela en polvo (opcional, sólo si quieres la tostada acompañada con algo dulce).

    • En un bowl o recipiente (ojalá con la base plana), añade un huevo, un poco de sal y la canela o el azúcar (si es que decidiste usarlos) y bate vigorosamente hasta formar una mezcla homogénea.
    • Sumerge el (los) pan(es) en la mezcla, asegurándote de que la absorba toda.
    • Calienta la sartén (A fuego lento!), y añade un par de gotas de aceite para asegurarse de que la mantequilla no se queme. El aceite debe cubrir -con una capa muy muy delgada-, la base de la sartén.
    • Añade aproximadamente una cucharadita de té de mantequilla y espera a que se derrita. La cantidad de mantequilla depende del tamaño del pan que usarás.
    • Con la cara mojada por la mezcla hacia abajo (¡Obvio!), pon el pan en la sartén caliente y espera unos 30 segundos, o hasta que quede dorado. Si utilizaste un pan con dos caras de miga, repite el procedimiento para el otro lado.
    • Disfrútala sola, acompañada de mermeladas ácidas o jarabes frutales (si es que usaste la canela o el azúcar) o con ketchup (mi opción favorita personal).
  2. Omelette Básico
    Otro clásico internacional, facilísimo, muy rico y extremadamente versátil. El omelette (que es esencialmente una tortilla) puede acompañarse de una infinidad de ingredientes, por lo que para prepararlo necesitas sólo huevos, un poco de leche y las especias/ingredientes que quieras agregarle.

    • En un bowl, bate uno o dos huevos hasta que las yemas se rompan. No es necesario que quede completamente homogéneo, pero en realidad es un gusto personal.
    • Sólo para darle un poco de sabor, suavidad y textura; añade un chorrito de leche. No hay medidas exactas, pero que no sobrepase los 50 ml (Aprox. 1/4 de taza)
    • Calienta la sartén y añade un poco de aceite a tu gusto, es más que nada para evitar que se pegue.
    • Ahora viene la libertad personal. Si quieres hacerlo simple, puedes agregarle un poco de sal y orégano, batir y a la sartén.
    • Si quieres una opción un poco distinta, con pimentón, por ejemplo, es mejor saltearlo en la sartén y después agregar la mezcla.
    • Para el clásico omelette con queso, añade  queso rallado, en tiras o en cuadraditos a la mezcla y échala a la sartén.
    • Obviamente, debes esperar a que esté un poco dorado y voltearlo, hasta que tenga el color y la cocción necesaria.
    • Tradicionalmente, cuando está listo, la tortilla se dobla a la mitad y luego en un cuarto, quedando como un triángulo.
    • Y así, hay MILLONES de opciones que quedan al parecer del chef (Sí, al entrar a la cocina, todos somos chefs).
    Eso es todo por ahora, si te ha gustado hasta ahora este pequeño espacio, no dudes en recomendarlo a tus amigos, familiares y todo conocido que tenga las ganas de cocinar, porque las ganas son el único ingrediente necesario. Saludos!
Anuncios

Autor: Pancho Solís

foodie, music lover, afternoon tea advocate

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s